Cusco: Turistas gozaron de puesta en escena del Inti Raymi en Sacsayhuamán

Cusco. La magia de la puesta en escena del Inti Raymi hizo vibrar este lunes, como de año en año, a más de sesenta mil cusqueños y unos cuatro mil turistas nacionales y extranjeros que se dieron cita en el parque arqueológico de Sacsayhuamán, situado a quince minutos de urbe imperial.

La puesta en escena del Inti Raymicomenzó en el templo Inca del Qoricancha con el saludo al Sol y después se desarrolló en la Plaza Mayor, con el encuentro de los tiempos. Concluyó en Sacsayhuamán con la liturgia propiamente dicha, en un entorno de orden y seguridad.

El Inca, interpretado por el cuzqueño Alfredo Inca Roca, y escoltado por su coya y séquito, formado por más de doscientos actores, ingresaron cerca de las 14:00 horas a un estrado levantado en la mitad del parque, tras un recorrido por los baluartes líticos.

LA CEREMONIA

El Sinchi, avanzada de la nobleza, fue quién le dio la bienvenida, mas ya antes convocó a los líderes de los 4 suyos, quienes a ritmo de música y danza se apoderaron del escenario natural. Seguidamente le entregaron ofrendas de sus zonas.

El impresionante Inca, al desplazarse por el estrado, no dejó de mirar al Inti (Dios Sol), que alumbró el cielo cusqueño para regocijo de los asistentes.

Conforme pasaban los minutos la escena tuvo múltiples liturgias como el rito a la chicha de jora, al fuego y al sank’u, comestible primordial del hombre andino. Asimismo se representó el sacrificio de una llama.

Los aplausos para el Inca eran incesantes y este personaje ya antes de acabar el acto, en la mitad de la seguidilla de danzas, dio su mensaje invocando al Sol y a los apus Salkantay, Ausangate, Wanakauri y Pachatusan, a fin de que reine la paz en la juventud, la unión, el trabajo y que los comestibles no falten.

Cerró su mensaje con vivas en quechua ¡Jailli Inti Raymi!, ¡Jailli Tahuantinsuyo!, ¡Jailli Qosqo!, resaltó.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.