El Camino Inca a Machu Picchu es escenario de nuevos descubrimientos arqueológicos

Al pie del cerro Taparayoq Tunasmoqo se halló circuitos rectangulares y circulares, canales de agua, contextos funerarios, andenes, muros de contención entre otros muchos que datan del periodo Intermedio cuando se hallaban asentados la cultura Killke y asimismo del periodo Horizonte Tardío, donde ya estaban instalados hombres de la cultura Inca.

El Arqueólogo Francisco Huarcaya, afirmó que las patentizas se sitúan a la altura del quilómetro ochenta y ocho de la línea férrea Ollantaytambo – Machu Picchu, en la margen izquierda del río Vilcanota.

En medio del cerro y asimismo en la parte alta resaltan rocas donde se puede visualizar pinturas rupestres que se asocian a contextos funerarios, estructuras funerarias y huacas rituales. Indican figuras geométricas, antropomorfas, camélidos, aves, zorros, víboras, sapos, líneas zigzagueantes que representarían al rayo, plantas afines al maíz, círculos y líneas rectas, las presentaciones tienen en su mayor parte el color colorado.

“Por la combinación de múltiples elementos se puede interpretar que estas representaciones iconográficas muestran la ideología andina, el culto al agua, la fecundidad de rebaños y la noción de identidad grupal”, explicó el Arqueólogo Francisco Huarcaya.

La Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco dispondrá un extenso trabajo de investigación multidisciplinaria para ahondar los conocimientos de las nuevas patentizas arqueológicas. Fernando Astete Victoria jefe del parque Arqueológico de Machu Picchu destacó, “El Ministerio de Cultura contribuye con estos descubrimientos al conocimiento científico en el parque arqueológico”..