Descubriendo Ica

Tierra de culturas preincaicas como las de Paracas y Nazca, Ica guarda consigo una historia de supervivencia que la transforma en una de las pocas ciudades de Perú que tuvo entereza para afrontar dos catástrofes naturales como lo fueron la inundación de 1998 y el terremoto de 8 puntos en la escala de magnitud durante 2007. Descubrir este enclave tan misterioso como cautivante será posible gracias a Star Peru, la principal aerolínea del país que cuenta con servicios de primera categoría tanto nacionales como internacionales.

Sinónimo de fortaleza, Ica también guarda un costado cultural con aroma a vino: es vitivinícola por excelencia, y cada marzo realiza la fiesta de la vendimia a través de la cual se recorren once viñedos y se accede a la degustación de las mejores obras para el paladar de especialistas y amateurs. Además del vino, la agricultura iqueña es una de las más eficientes del Perú y se basa en la alfalfa, algodón, camote, cebolla, espárrago, garbanzo, maíz choclo, maíz duro, mandarina, mango, manzana, naranja, pallar grano seco, palta, pecana, tomate y granada.

Los principales atractivos de la zona serán el Palacio Municipal, que fue severamente afectado por el sismo, pero sus arquerías y ornamentos se mantienen en pie desde la época republicana. En el segundo piso, el salón consistorial se decora con figuras ornamentales de madera que representan las estaciones del año, sin olvidar el lienzo en honor a la independencia de 1820.

El santo patrón de Ica tiene su lugar en el Santuario del Señor de Luren, uno de los templos más concurridos por propios y ajenos gracias a la arquitectura neoclásica y los tres portales con arquerías de ladrillo. Otro edificio importante será la Catedral, refaccionada en 1814 y con dos estilos bien marcados: en el exterior, neoclásico puro, en el interior los altares y el púlpito barrocos.

La naturaleza tendrá su espacio en la laguna de Huacachina, paseo y parada obligada para los turistas ya que es un espejo en medio del desierto, característica por demás atrayente que lo transforman en un pequeño paraíso que rompe con la hegemonía de la arena. No hay que olvidar que a las aguas de la laguna se le atribuyen propiedades curativas.

Recorrer cada uno de estos rincones será emocionante y gracias a los vuelos baratos más visitantes podrán acercarse a conocerlo y admirar los encantos que Ica tiene para demostrar.