Descubriendo Puerto Maldonado

En el corazón de la ciudad se levanta imponente el Mirador Turístico de la Biodiversidad, un edificio de 15 pisos que se asemeja al tronco de un castaño y desde el último nivel, tendrás una vista espectacular de toda la selva.

En cada uno de sus pisos encontrarás exposiciones artísticas que harán tu visita lo más agradable posible pero sobre todo, aprenderás sobre la riqueza e historia de Madre de Dios.

Como la naturaleza es abundante en esta ciudad, no puedes dejar de conocer el Corredor Ecoturístico Tambopata, un conjunto de atracciones naturales instaladas a lo largo del río Tambopata.

Está ubicado en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata y en él, las familias de la zona te recibirán con los brazos abiertos para compartir contigo lo mejor de su cultura, costumbres y gastronomía. Una actividad imperdible.

Sin duda, las mariposas son los insectos más hermosos que nos puede regalar la naturaleza y en el mariposario Butterfly House podrás verlas volar en todo su esplendor.

Esta mágica experiencia es disfrutada por los más pequeños quienes quedan fascinados al ver cientos de mariposas amazónicas de cerca pero sobre todo, aprenden a conservarlas y cuidarlas de los cazadores furtivos.

Y para darle un poco de suspenso, puedes llegar al serpentario Tropifauna y tener un contacto personal con la anaconda o la shushupe, dos de las boas más representativas de nuestra amazonia.

Este lugar también es un centro de rescate para animales que fueron sacados de hábitat natural para ser maltratados por inescrupulosos. 

Una visita educativa que nos enseñará a tomar conciencia sobre el daño que el humano puede causarle a vida salvaje.