Vacaciones en Cusco

Capital del Imperio Inca, y una de las ciudades más importantes del virreinato del Perú, esta perla natural ubicada en la vertiente oriental de la Cordillera de Los Ándes se encuentra repleta de historia que merece la pena disfrutarse a través de los diferentes y completos paquetes a Cusco.

Recorrer la capital peruana presenta varias paradas obligadas como el Barrio San Blas donde se concentran los artesanos, talleres y tiendas de artesanía, es uno de los sitios más pintorescos de la ciudad. Sus calles son empinadas y estrechas con antiguas casonas construidas por los españoles sobre importantes cimientos incaicos. Tiene una atractiva plazoleta y la parroquia más antigua del Cuzco, edificada en 1563, que posee un púlpito de madera tallada considerado como la máxima expresión de la época colonial cusqueña.
A través de la calle Hatun Rumiyoc sta es la más visitada por los turistas. En la calle Hatun Rumiyoc (“De la roca mayor”) se encontraba el palacio de Inca Roca, que actualmente pertenece al Palacio Arzobispal.

En esta calle que va desde la plaza de Armas hasta el barrio de San Blas, se puede apreciar la piedra de los doce ángulos. La Basílica menor de La Merced fue fundada en 1536. El primer conjunto mercedario fue destruido por el terremoto de 1650 y la reconstrucción del Templo y Convento fue concluida en 1675.

Sus claustros de estilo barroco renacentista destacan particularmente así como la sillería del coro, pinturas coloniales y tallas de madera. También se puede ver una custodia de oro y piedras preciosas de 22 kilos de peso y de 130 centímetros de altura.

La Plaza de Armas o “Lugar de la alegría” como fue llamada en tiempo de los incas, y comprendía también lo que hoy es la plazoleta del regocijo y la plaza San Francisco. Esta plaza fue el escenario de diversos hechos importantes en la historia de la ciudad, como la primera proclamación de la independencia del Perú, por los hermanos Angulo en 1814.
Los españoles construyeron progresivamente en la plaza una variopinta arquería de piedra, con mano de obra cuzqueña, que luego de reconstrucciones perdura hasta la actualidad. Aquí están la catedral del Cuzco y el templo de La Compañía de Jesús, construidos sobre antiguos edificios incas. En la parte central se encuentra un pileta coronada por la efigie de un inca.

Actualmente la Plaza de Armas del Cuzco es escenario de las diversas celebraciones y acciones cívicas de la ciudad, destacando la celebración de una parte de las fiestas del Intiraymi con representación de las festividades incas al dios Sol; de las fiestas del Corpus Christi (variable: abril, mayo, junio) con procesión de diferentes santos católicos. Las fiestas del Cuzco (junio) con representación de danzas regionales, y cada domingo el izamiento de las banderas del Cuzco y del Perú y marchas conmemorativas; el Santuranticuy (compra de santos) (24 de diciembre) es una feria prenavideña donde se comercian artesanía referida a la fiesta cristiana de la Navidad.

A la hora de los deportes de aventura, Cusco se transformó en la primera ciudad de Perú en contar con un Plan de Zonificación y Reglamentación de deportes de aventura con 103 lugares ubicados en las 13 provincias de Cusco, donde se practicarán al menos 10 deportes de aventura entre los que se destacan: Zipline, ciclismo, escalada, cabalgata, kayak, parapente, rapel, espeleología, barranquismo y puentismo.