Bilbao: una de las más visitadas de España

A través un informe de Ibiltur en España, se dio a conocer que Bilbao es uno de los puntos turísticos más elegidos del país ibérico con un 81% de elección y aceptación según datos oficiales del Departamento de Turismo, Comercio y Consumo local.

De lo mencionado se desprende que el 79% de los turistas que eligen Euskadi lo hacen por ocio, frente al 17% que acude por actividades laborales. El informe recoge datos de comportamiento de los turistas de ocio durante 2016 y 2017, destacando que entre los distintos destinos de Euskadi, Gasteiz concentra la tasa más alta de visitantes por negocios, con un 37% del total. Por el contrario, la mayor proporción de turistas con motivaciones de ocio se encuentran en Rioja Alavesa (89%), Costa Vasca (88%) y Bilbao (81%).

Entre los turistas de ocio, desde 2014 se da un “turismo de ciudad”, con tres motivaciones principales, la de hacer turismo en la ciudad (22%), las relacionadas con la gastronomía y el vino (20%) y la cultura y los eventos (13,5%), según cifras del informe.

También se expresa un “notable” crecimiento de las rutas turísticas llegando a 21% en la actualidad, en contraparte al apenas 12% en 2014 gracias a los servicios variados, congresos, paisajes, actividades culturales, gastronomía y diversos hobbies como el Bilbao Open 2018 de cubo rubik.

¿Cuánto gastan en Bilbao?

Se estima que el gasto total realizado en su viaje por los turistas de ocio asciende a 1.404 millones de euros, frente a los 827 millones en 2014.

Por su parte, el gasto por persona y día en Euskadi de los turistas de ocio asciende a 104 euros, 5 más que en 2014, mientras que en el caso de los turistas de trabajo ha pasado de 129 euros hace cuatro años a 133 en la actualidad.

 

Recorriendo Madrid

Capital de España desde 1931, Madrid logró diferenciarse del resto de las ciudades españolas gracias a una combinación entre demografía, polos económicos y usinas culturales que seducen a propios y extraños que llegan desde vuelos de todas partes del mundo.

Es cuando se habla de estas usinas generadoras de cultura que nos referimos a la innumerable cantidad de museos que aloja Madrid, como así también palacios, pinacotecas, iglesias, parques y jardines. Sin olvidar la clásica arquitectura que presenta el casco urbano cuyos orígenes se basan en estilos musulmanes.

La travesía cultural comenzará por el denominado triángulo del arte que abarca próximos entre sí al Museo del Prado, el Thyssen- Bornemisza y el museo Reina Sofía.

El Museo del Prado se caracteriza por tener una de las obras más ricas en pintura anterior al siglo XX, de origen española, italiana y flamenca; las Meninas y el Caballero de la noche son dos de los máximos exponentes.
Por su parte, el Museo Thyssen- Bornemisza es una de las mayores colecciones de arte privada del mundo cuyas piezas fueron adquiridas por el estado Español. En este caso, el abanico se extiende desde el Renacimiento hasta el siglo xx, siempre en orden cronológico.
Mientras que el Museo Reina Sofía abarca una temática contemporánea y netamente española, con Dalí, Miró y Picasso como principales protagonistas de cada uno de los rincones.

Otros de los museos que merecen la pena ser visitados son el Arqueológico Nacional, el de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y el de América, en cuyo interior se encuentran restos de la América precolombina.

A la hora de visitar iglesias, la de San Nicolás de los Servitas es la más antigua que se conserva en pie con un campanario del siglo xvi. La de San Pedro Viejo la sigue en cuanto a antigüedad y se destaca por su elevada torre de ladrillos.

El Palacio Real Madrid, residencia de la familia real española, también se encuentra abierto al público a través de visitas guiadas y es uno de los edificios icónicos de Madrid.

De esta manera, la capital española expone sus argumentos culturales para que conocerla sea prácticamente una obligación para aquellos que desean empaparse de historias, hechos y leyendas de tierras desconocidas siempre con la posibilidad de conseguir alojamiento barato.