Nuevo hotel llega a Lima

La cadena hotelera Radisson anunció la próxima apertura del primer local limeño y el segundo sudamericano bajo la marca Radisson Red, que está dirigida principalmente a millennials. Este se ubicará en el cruce de las calles Alcanfores y Bolívar y se prevé su inauguración para fines de agosto.

El hotel, de capitales peruanos, contará con 100 habitaciones y será fruto de una inversión de 13 millones de dólares. La empresa peruana Fase Dos está a cargo de su construcción, donde destacará el diseño atractivo y ecléctico, con predominancia del color rojo. Su arquitectura y decoración busca aproximar a sus huéspedes a la experiencia de una galería de arte, por lo que en sus instalaciones prevalecerán las creaciones artísticas.

Javier Kuo Castro, gerente general del Radisson Red Miraflores, comentó que “la marca Radisson RED se centra en el aspecto humano de la experiencia del huésped dentro del hotel, es posible que no solo les demos la bienvenida a nuestros huéspedes, también les sirvamos una copa de vino y luego juguemos con ellos al billar. Radisson RED Miraflores será un hotel que marque tendencias en Lima, somos millennials atendiendo millennials. Buscamos incorporar profesionales auténticos, que tengan una historia que contar a los huéspedes,  que sean capaces no solo de asesorar sino también de sorprender con su dinamismo”.

Entre los servicios que enriquecerán la experiencia de sus huéspedes resaltan la novedosa propuesta gastronómica en su restaurante OUIBar + KTCHN, sala de juegos, un muro digital totalmente interactivo, gimnasio y dos terrazas para asegurar el disfrute de sus clientes, además de la aplicación móvil ‘Radisson RED’, mediante la cual se puede realizar el check in y check out, ingresar a la habitación sin necesidad de llave, hacer reservaciones y comunicarse con el personal del hotel durante la estadía.

Un viaje a la Reserva Nacional de Lachay

En la zona costera de Lima, en el kilómetro 105 de la carretera Panamericana Norte, se ubica la Reserva Nacional de Lachay (RNL), que en temporada de invierno reúne las condiciones adecuadas como punto turístico. Se trata de un refugio para la variada fauna de la costa del Perú y una muestra representativa de la exuberante vegetación de las lomas costeras.

En sus más de 5,070 hectáreas de vegetación, que se mantienen gracias a las neblinas, donde se puede apreciar formaciones rocosas, gran cantidad de aves y la floración de los Amancaes, flor en peligro de extinción, que atrae cada año la presencia de más de 70,000 visitantes durante esta temporada. La RNL ofrece la posibilidad de pernoctar en sus instalaciones y de pasar un día agradable y se encuentra en la mejor época para ser visitada (junio – octubre) según afirmó el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

La entidad aprovechó también a reconocer la labor que realizan los guardaparques, quienes no solo velan por la seguridad del área sino que educan a los visitantes para contribuir a su conservación. Es así que recordamos el reconocimiento entregado hace dos años a Luis Nizama Paredes, el guardaparque más emblemático de Lachay, quien lleva más de 30 años protegiendo la Reserva y ha apoyado a otras áreas naturales protegidas.

Descubriendo Perú

Desde Amazonas hasta Puno, la República del perú combina una diversidad biológica y mineral única en Latinoamérica con una rica historia que data desde el surgimiento de Caral como primera sociedad en 3200 a.C, para luego transformarse en el Imperio Inca.

Con un índice de 94% de satisfacción según las autoridades locales, y elegido como el mejor destino gastronómico y cultural en 2014 por la World Travel Awards, Perú ofrece paquetes de viaje para todos los gustos y públicos. Se puede ir a Lima y disfrutar de su encanto tradicional, o ir a Cuzco y las Ruinas de Machu Picchu, una de las siete Maravillas del Mundo.

Sin embargo, entre estos dos polos atractivos, el país ofrece rutas temáticas para regocijarse según los intereses: los amantes de la arquitectura colonial optarán por el Valle Sagrado de los Incas, las ciudades de Ica, Nazca, Arequipa, Molendo y Ayacucho. Mientras que el turismo ecológico englobará al Parque nacional del Manú con la selva de la región Madre de Dios y el Callejón de Huaylas, sede del turismo aventura.

Los amantes de la naturaleza, preferirán Huancayo, con el valle del río Mantaro, el valle de Tarma cuya fama de “Perla de los Andes” continúa vigente.

El río Amazonas será otra aventura ineludible para aquellos intrépidos que deseen conocer la Amazonía peruana y la ciudad de Iquitos, zona de acceso hacia la Reserva nacional Pacaya- Samiria y la de Allpahuayo-Mishana.

Así, Perú ofrece una variedad difícil de equiparar, con bondades autóctonas nativas intercaladas con pedazos de historia, vestigios de lo alguna vez fue el Imperio Inca.

Lima expone atractivos de sobra

Abrazada por el Pacífico y descansando sobre los valles de los ríos Chillón, Rímac y Lurín Perú ostenta con orgullo a su capital. Lima es la ciudad con mayor demografía del país y aunque ya no es la capital del Virreinato del Perú todavía se mantiene como una de las metrópolis más bonitas de Sudamérica por lo que será imprescindible aprovechar los paquetes todo incluido para no perderse ningún detalle que tiene para ofrecer, sin olvidar el alquiler de departamentos en Lima, la mejor opción a la hora del hospedaje.

La industria del turismo se transformó en uno de los principales ingresos de la urbe, siempre girando en torno a las actividades en su casco histórico, los centros arqueológicos llenos de cultura y vivencias, los museos, galerías de arte, festivales populares y una incesante vida nocturna.

El centro histórico de Lima comprende parte de Lima y Rímac, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1988, gracias a la importancia que tuvo como núcleo del virreinato del Perú regalando obras arquitectónicas que aún permanecen de pie como la Basílica San Francisco, la Plaza Mayor, la Catedral de Lima, el Palacio de Torre Tagle, entre otros.

De esta manera, el recorrido por Lima deberá incluir obligatoriamente una parada en estos pedazos de historia que merecen ser admirados, como lo es el tour por las iglesias, uno de los predilectos por los visitantes de todas partes del mundo.

No hay que olvidar que en la Basílica de San Francisco se esconden las catacumbas que conectan con la Catedral de Lima, mientras que el Monasterio de Las Nazarenas es el lugar elegido para la peregrinación en honor al Señor de los Milagros, fiesta tradicional de octubre.

Otra cita obligada será la de las murallas de Lima, restos de antiguas fortificaciones españolas que protegían a la capital del virreinato contra las invasiones de piratas y corsarios.

A media hora del centro, en el corazón de Miraflores, podrá visitarse el centro turístico de Larcomar donde habrá lugar para todo tipo de compras, salas de cine, 115 tiendas comerciales y restaurantes todos con un denominador común: se ubican sobre el acantilado lo que les da una característica de parecer “flotantes”. Mangos Larcomar es el  restaurante con la mejor vista panorámica de la bahía de la ciudad de Lima y la Costa Verde, y será la mejor opción para experimentar lo mejor de la gastronomía peruana.

Disfrutar de la naturaleza también será posible gracias a los dos zoológicos de la zona; el Parque de las Leyendas y el parque Ecológico Huachipa, en el distrito Lurigancho- Chosica.

 

Perú, historia viva de Latinoamérica

 

Desde Amazonas hasta Puno, la República del perú combina una diversidad biológica y mineral única en Latinoamérica con una rica historia que data del surgimiento de Caral como primera sociedad en 3200 a.C, para luego transformarse en el Imperio Inca.

Con un índice de 94% de satisfacción según las autoridades locales, y elegido como el mejor destino gastronómico y cultural en 2014 por la World Travel Awards, Perú ofrece paquetes de viaje para todos los gustos y públicos. Se puede ir a Lima y disfrutar de su encanto tradicional, o ir a Cuzco y las Ruinas de Machu Picchu, una de las siete Maravillas del Mundo.

Sin embargo, entre estos dos polos atractivos, el país ofrece rutas temáticas para regocijarse según los intereses: los amantes de la arquitectura colonial optarán por el Valle Sagrado de los Incas, las ciudades de Ica, Nazca, Arequipa, Molendo y Ayacucho. Mientras que el turismo ecológico englobará al Parque nacional del Manú con la selva de la región Madre de Dios y el Callejón de Huaylas, sede del turismo aventura.

Los amantes de la naturaleza, preferirán Huancayo, con el valle del río Mantaro, el valle de Tarma cuya fama de “Perla de los Andes” continúa vigente.

El río Amazonas será otra aventura ineludible para aquellos intrépidos que deseen conocer la Amazonía peruana y la ciudad de Iquitos, zona de acceso hacia la Reserva nacional Pacaya- Samiria y la de Allpahuayo-Mishana.

Así, Perú ofrece una variedad difícil de equiparar, con bondades autóctonas nativas intercaladas con pedazos de historia, vestigios de lo alguna vez fue el Imperio Inca.

Perú y sus variantes para todos los gustos

Capital del Imperio Inca, y una de las ciudades más importantes del virreinato del Perú, esta perla natural ubicada en la vertiente oriental de la Cordillera de Los Ándes se encuentra repleta de historia que merece la pena disfrutarse.

Con un índice de 94% de satisfacción según las autoridades locales, y elegido como el mejor destino gastronómico y cultural en 2014 por la World Travel Awards, hay actividades turísticas en Perú para todos los gustos y públicos que combinan  pasaje aéreo, alojamiento de primera categoría y alquiler de auto para que la movilidad sea más sencilla, siempre al mejor precio del mercado. Se puede ir a Lima y disfrutar de su encanto tradicional, o ir a Cuzco y las Ruinas de Machu Picchu, una de las siete Maravillas del Mundo.

Para aquellos que elijan Cusco la primera parada obligada será en el Barrio de San Blas, donde se concentran artesanos, talleres y tiendas de artesanía. A lo largo de las calles empinadas y angostas hay antiguas casonas españolas reflejo de la conquista en tierras incaicas. Además, la parroquia más antigua de Cusco permanece de pie desde 1563 por lo que admirarla será otro de los quehaceres de la “Capital Arqueológica de América”.

La calle Hatun Rumiyuq “Roca mayor” se extiende desde la Plaza de Armas hasta el barrio San Blas y  aún conserva la piedra de los doce ángulos.

Aquel que viaje a Cusco tendrá a su disposición un pedazo de historia viva: la Basílica Menor de La Merced cuyos claustros barrocos renacentistas, pinturas coloniales, tallas de madera y sillería del coro continúan en pie desde 1536.

Por su parte, la Catedral del Triunfo, construida en 1539 sobre los restos del Palacio Viracocha, presenta interior gótico, una variada muestra de orfebrería colonial e impactantes altares de madera tallada. El Dios Inca de Viracocha se encuentra representado a través de un monolito ovoide.

De esta manera, la Capital Histórica del Perú, como la declaró la constitución de 1993, expones sobrados argumentos que la destacan como un enclave que merece la pena ser admirado.​

 

 

Lima tiene mucho para ofrecer

Abrazada por el Pacífico y descansando sobre los valles de los ríos Chillón, Rímac y Lurín Perú ostenta con orgullo a su capital. Lima es la ciudad con mayor demografía del país y aunque ya no es la capital del Virreinato del Perú todavía se mantiene como una de las metrópolis más bonitas de Sudamérica por lo que será imprescindible aprovechar los paquetes todo incluido para no perderse ningún detalle que Lima tiene para ofrecer.

La industria del turismo se transformó en uno de los principales ingresos de la urbe, siempre girando en torno a las actividades en su casco histórico, los centros arqueológicos llenos de cultura y vivencias, los museos, galerías de arte, festivales populares y una incesante vida nocturna.

El centro histórico de Lima comprende parte de Lima y Rímac, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1988, gracias a la importancia que tuvo como núcleo del virreinato del Perú regalando obras arquitectónicas que aún permanecen de pie como la Basílica San Francisco, la Plaza Mayor, la Catedral de Lima, el Palacio de Torre Tagle, entre otros.

De esta manera, el recorrido por Lima deberá incluir obligatoriamente una parada en estos pedazos de historia que merecen ser admirados, como lo es el tour por las iglesias, uno de los predilectos por los visitantes de todas partes del mundo.

No hay que olvidar que en la Basílica de San Francisco se esconden las catacumbas que conectan con la Catedral de Lima, mientras que el Monasterio de Las Nazarenas es el lugar elegido para la peregrinación en honor al Señor de los Milagros, fiesta tradicional de octubre.

Otra cita obligada será la de las murallas de Lima, restos de antiguas fortificaciones españolas que protegían a la capital del virreinato contra las invasiones de piratas y corsarios.

A media hora del centro, en el corazón de Miraflores, podrá visitarse el centro turístico de Larcomar donde habrá lugar para todo tipo de compras, salas de cine, 115 tiendas comerciales y restaurantes todos con un denominador común: se ubican sobre el acantilado lo que les da una característica de parecer “flotantes”. Mangos Larcomar es el restaurante con la mejor vista panorámica de la bahía de la ciudad de Lima y la Costa Verde, y será la mejor opción para experimentar lo mejor de la gastronomía peruana.

Disfrutar de la naturaleza también será posible gracias a los dos zoológicos de la zona; el Parque de las Leyendas y el parque Ecológico Huachipa, en el distrito Lurigancho- Chosica.

Las mejores vacaciones están en Lima

Abrazada por el Pacífico y descansando sobre los valles de los ríos Chillón, Rímac y Lurín Perú ostenta con orgullo a su capital. Lima es la ciudad con mayor demografía del país y aunque ya no es la capital del Virreinato del Perú todavía se mantiene como una de las metrópolis más bonitas de Sudamérica por lo que será imprescindible aprovechar los paquetes todo incluido para no perderse ningún detalle que Lima tiene para ofrecer.

La industria del turismo se transformó en uno de los principales ingresos de la urbe, siempre girando en torno a las actividades en su casco histórico, los centros arqueológicos llenos de cultura y vivencias, los museos, galerías de arte, festivales populares y una incesante vida nocturna.

El centro histórico de Lima comprende parte de Lima y Rímac, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1988, gracias a la importancia que tuvo como núcleo del virreinato del Perú regalando obras arquitectónicas que aún permanecen de pie como la Basílica San Francisco, la Plaza Mayor, la Catedral de Lima, el Palacio de Torre Tagle, entre otros.

De esta manera, el recorrido por Lima deberá incluir obligatoriamente una parada en estos pedazos de historia que merecen ser admirados, como lo es el tour por las iglesias, uno de los predilectos por los visitantes de todas partes del mundo.

No hay que olvidar que en la Basílica de San Francisco se esconden las catacumbas que conectan con la Catedral de Lima, mientras que el Monasterio de Las Nazarenas es el lugar elegido para la peregrinación en honor al Señor de los Milagros, fiesta tradicional de octubre.

Otra cita obligada será la de las murallas de Lima, restos de antiguas fortificaciones españolas que protegían a la capital del virreinato contra las invasiones de piratas y corsarios.

A media hora del centro, en el corazón de Miraflores, podrá visitarse el centro turístico de Larcomar donde habrá lugar para todo tipo de compras, salas de cine, 115 tiendas comerciales y restaurantes todos con un denominador común: se ubican sobre el acantilado lo que les da una característica de parecer “flotantes”. Mangos Larcomar es el restaurante con la mejor vista panorámica de la bahía de la ciudad de Lima y la Costa Verde, y será la mejor opción para experimentar lo mejor de la gastronomía peruana.

Disfrutar de la naturaleza también será posible gracias a los dos zoológicos de la zona; el Parque de las Leyendas y el parque Ecológico Huachipa, en el distrito Lurigancho- Chosica.

Perú, historia viva de Latinoamérica

Desde Amazonas hasta Puno, la República del perú combina una diversidad biológica y mineral única en Latinoamérica con una rica historia que data desde el surgimiento de Caral como primera sociedad en 3200 a.C, para luego transformarse en el Imperio Inca.

Con un índice de 94% de satisfacción según las autoridades locales, y elegido como el mejor destino gastronómico y cultural en 2014 por la World Travel Awards, Perú ofrece aventuras para todos los gustos y públicos a través de los múltiples destinos que presenta Peruvian. Se puede ir a Lima y disfrutar de su encanto tradicional, o ir a Cuzco y las Ruinas de Machu Picchu, una de las siete Maravillas del Mundo.

Sin embargo, entre estos dos polos atractivos, el país ofrece rutas temáticas para regocijarse según los intereses: los amantes de la arquitectura colonial optarán por el Valle Sagrado de los Incas, las ciudades de Ica, Nazca, Arequipa, Mollendo y Ayacucho. Mientras que el turismo ecológico englobará al Parque nacional del Manú con la selva de la región Madre de Dios y el Callejón de Huaylas, sede del turismo aventura.

Los amantes de la naturaleza, preferirán Huancayo, con el valle del río Mantaro, el valle de Tarma cuya fama de “Perla de los Andes” continúa vigente.

El río Amazonas será otra aventura ineludible para aquellos intrépidos que deseen conocer la Amazonía peruana y la ciudad de Iquitos, zona de acceso hacia la Reserva nacional Pacaya- Samiria y la de Allpahuayo-Mishana.

Así, Perú ofrece una variedad difícil de equiparar, con bondades autóctonas nativas intercaladas con pedazos de historia, vestigios de lo alguna vez fue el Imperio Inca que podrá ser recorrido de punta a punta a través de vuelos baratos que conectan al país de norte a sur y de este a oeste.

Avianca abrirá nuevas rutas desde Lima

Avianca ha lanzado un plan de expansión de sus rutas comerciales en Perú, con varios vuelos desde Lima. La gerenta de Avianca Perú, Erika Hundskopf anunció ya una ruta entre Lima y Mendoza en Argentina, y adelantó que en los próximos meses abrirán otras tres rutas entre la capital del país y otros importantes destinos internacionales. De esta forma Lima sumará cuatro nuevas opciones de viajes directos para los peruanos en el 2018.

Hundskopf habló al respecto sobre estas noticias, asegurando que desde Avianca quieren que haya más destinos que se conecten con Perú de forma directa también desde ciudades del interior, no solo de Lima. Por esto se encuentran considerando las posibilidades de brindar aún más servicios de esta manera. Una de las rutas con mayor demanda de Avianca Perú justamente es la que une Bogotá con Cusco.

Avianca tuvo un excelente año 2017, con más de 1 millón 200 mil pasajeros utilizando sus servicios, pero se espera que este año supere ese número. La gerenta de la aerolínea mencionó que se trabajó muy duro en consolidar las rutas preexistentes con más frecuencias, y esto ha arrojado buenos resultados con un crecimiento del 4% cada año. Se espera que el futuro siga esta excelente tendencia para Avianca Perú.