Recorriendo Madrid

Capital de España desde 1931, Madrid logró diferenciarse del resto de las ciudades españolas gracias a una combinación entre demografía, polos económicos y usinas culturales que seducen a propios y extraños que llegan desde vuelos de todas partes del mundo.

Es cuando se habla de estas usinas generadoras de cultura que nos referimos a la innumerable cantidad de museos que aloja Madrid, como así también palacios, pinacotecas, iglesias, parques y jardines. Sin olvidar la clásica arquitectura que presenta el casco urbano cuyos orígenes se basan en estilos musulmanes.

La travesía cultural comenzará por el denominado triángulo del arte que abarca próximos entre sí al Museo del Prado, el Thyssen- Bornemisza y el museo Reina Sofía.

El Museo del Prado se caracteriza por tener una de las obras más ricas en pintura anterior al siglo XX, de origen española, italiana y flamenca; las Meninas y el Caballero de la noche son dos de los máximos exponentes.
Por su parte, el Museo Thyssen- Bornemisza es una de las mayores colecciones de arte privada del mundo cuyas piezas fueron adquiridas por el estado Español. En este caso, el abanico se extiende desde el Renacimiento hasta el siglo xx, siempre en orden cronológico.
Mientras que el Museo Reina Sofía abarca una temática contemporánea y netamente española, con Dalí, Miró y Picasso como principales protagonistas de cada uno de los rincones.

Otros de los museos que merecen la pena ser visitados son el Arqueológico Nacional, el de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y el de América, en cuyo interior se encuentran restos de la América precolombina.

A la hora de visitar iglesias, la de San Nicolás de los Servitas es la más antigua que se conserva en pie con un campanario del siglo xvi. La de San Pedro Viejo la sigue en cuanto a antigüedad y se destaca por su elevada torre de ladrillos.

El Palacio Real Madrid, residencia de la familia real española, también se encuentra abierto al público a través de visitas guiadas y es uno de los edificios icónicos de Madrid.

De esta manera, la capital española expone sus argumentos culturales para que conocerla sea prácticamente una obligación para aquellos que desean empaparse de historias, hechos y leyendas de tierras desconocidas siempre con la posibilidad de conseguir alojamiento barato.

Paseos a los museos en Lima

Tomarte unas vacaciones para recorrer y disfrutar la capital de Perú es loable y envidiable! Pero debes saber que, además de recorrer restaurantes, parques, bibliotecas, teatros, discotecas, hay otra opción de entretenimiento muy válida, entretenida y cultural: visitar los museos de la ciudad.

Habiendo llegado a Lima y bien hospedado, también podrás encontrar una agencia de alquiler de autos baratos para conducir uno entre paseo y paseo, disponiendo de tus propios horarios para conocer a fondo la historia de los habitantes antiguos del país.

El MUSEO DE ORO es uno de los más conocidos y bellos; allí encontrarás una gran colección de piezas de oro que han  sido elaboradas por las civilizaciones pre incas. Brazaletes, orejeras y pectorales en oro elaborados con maestría por los antiguos habitantes de Perú. También hay en este museo una colección completa de armas del mundo de todas las épocas y civilizaciones.

El MUSEO DE ARTE DE LIMA alberga una colección de más de 12 mil piezas de arte Precolombino, Colonial y fotográfico.  También podrás apreciar la platería colonial y republicana y obras de Arte Contemporáneo.

En el MUSEO DE LA NACION encontrarás piezas de todas las civilizaciones prehispánicas que vivieron en Perú. En este museo hay diversas actividades culturales, pudiendo apreciar los visitantes al Coro Nacional, a la Orquesta Sinfónica Nacional y el cuerpo de danza clásica y folclórica.

El MUSEO NACIONAL DE ARQUEOLOGIA es el más antiguo de Perú. Allí está la casa donde vivieron Simón Bolivar y José de San Martín. En las diversas salas es posible apreciar piezas textiles, huacos, piezas de metal del período prehispánico y objetos de las etapas coloniales y republicanas.