Paracas recibirá mayor flujo de turistas

A partir del próximo 14 de junio el balneario de Paracas incrementará un 5% la recepción de visitantes extranjeros gracias a los vuelos directos entre Cusco y Pisco. Así lo confirmó Eduardo Jáuregui, Presidente de la Cámara de Turismo y Comercio Exterior.
La nueva ruta aérea beneficiará principalmente a la gente de la región de Cusco y alrededores que verán potenciados cada uno de los segmentos entre los cuales se destacan la gastronomía, el ecoturismo, las playas y los hoteles en Paracas.

El titular de Capatur sostuvo que dichos vuelos que incluyen Lan Peru también beneficiarán a los turistas de Bolivia, teniendo en cuenta que hay frecuencias desde La Paz a Cusco y los visitantes de ese país han mostrado sumo en conocer las playas de Paracas, así como su reserva natural. Se estima que del incremento porcentual aproximado el 4% sería de turismo extranjero, mientras que lo restante será flujo local alcanzando los 800 mil turistas a lo largo del 2018.

Por otra parte, Jáuregui también se refirió a la modernización del puerto de Pisco que facilitará la llegada de cruceros a partir de mejoras en en el desembarco de pasajeros, como así también tiendas comerciales, stands de artesanías y optimización de servicios.
Ya sea por vía aérea a través de los vuelos nacionales, marítima o terrestre Aranwas Paracas será una de las mejores opciones a la hora del alojamiento en la ciudad balnearia para que solo reste disfrutar de la belleza natural y ecológica de este punto turístico donde se destaca la bahía como máximo exponente del ecosistema.

Destinos turísticos que crecen en Perú

Generalmente los viajeros internacionales –pero también los nacionales- suelen elegir como destino para sus vacaciones o escapadas sitios como Machu Picchu, Cusco, lima, Arequipa o Iquitos.

Sin embargo en el Perú hay diversas otras regiones que, poco a poco, y debido a la acción de las respectivas secretarías de turismo y publicidades locales, van creciendo día a poco ante los ojos de los viajeros como fantásticos destinos turísticos.

Paracas, por ejemplo, se localiza a orillas del Océano Pacífico y es el destino ecológico ideal para quienes aman la naturaleza. Allí es obligatorio visitar la Reserva Nacional. Quienes aman los deportes acuáticos, podrán practicar el windsurf, la pesca y el buceo.

Tambopata es otro destino ideal para conocer, un paraíso natural en la Amazonia peruana. La reserva en esa región tiene una riqueza en su biodiversidad incalculable: se 67 especies de reptiles, 205 especies de peces, 103 especies de anfibios, 169 especies de mamíferos y 1200 especies de mariposas. Es un lugar recomendado para la observación de aves.

La capital de la primavera, Trujillo, es otro destino imperdible. Es una de las ciudades más grandes construida en barro y que ha sido declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Para facilitar los viajes, muchos turistas prefieren contar con empresas como Rent a car, para poder realizar los paseos y excursiones dirigiendo un vehículo sin depender del transporte local y manejando sus propios tiempos.

 

Paracas a la espera de miles de turistas

CAPATUR (Cámara de Turismo y Comercio Exterior de Paracas, calcula poder cerrar el período 2017 con una suma de 800 mil turistas visitantes de Paracas, tanto nacionales como extranjeros.

La Conferencia Anual de Ejecutivos 2017 tendrá lugar en Paracas, a partir del 29 de noviembre próximo, hasta el 1° de diciembre. Por quinto año consecutivo se realiza este evento en Paracas, un evento que da inicio al denominado ‘Verano 2018’.

Para esta conferencia se recibirán aproximadamente tres millones de dólares; se han habilitado ya alrededor de dos mil habitaciones correspondientes a ampliaciones en hoteles y en hostales. También en nuevos alojamientos.

Para el Año Nuevo 2018 se calculan unas 40 mil personas acampando en las diversas playas de Paracas, como El Raspón, Atenas, Las Minas y Mendieta. Con la presencia de tantos visitantes, se calculan captar unos 4 millones de dólares por alojamiento, alimentación, paseos y visitas.

Entre el mar y el desierto: las opciones en Paracas

En Ica se encuentra Paracas, en la costa sur de Perú, lugar donde desembarcó el general don José de San Martín en su expedición libertadora. Con un clima agradabilísimo, playa hermosa y restaurantes de comida típica, es un destino turístico fantástico en Perú.

Con una fauna y flora muy diversa y conservada en la Reserva Nacional, los visitantes podrán ver delfines, lobos marinos y parihuanas y disfrutar las playas paradisíacas, soleadas y, por la tarde, agradablemente ventosas.

Las Islas Ballestas se localizan fuera de la Reserva Nacional de Paracas y allí será posible ver una gran variedad de aves y lobos de mar. Quien ame a la naturaleza tendrá allí la posibilidad e disfrutarla a pleno.

Desde cualquiera de los hoteles de Paracas será posible emprender excursiones que lleven a la Fortaleza Tambo Colorado, un centro administrativo militar de la época incaica, con sus paredes de adobe decoradas en colores rojo, blanco y amarillo.

El Museo de Sitio Julio Tello es una opción interesante para aquellos que quieran conocer más sobre la historia prehispánica de la región, ya que allí podrán apreciarse objetos de esa época que fueron hallados en la década del 60 por el arqueólogo Engel.

Teniendo en cuenta que muchos turistas deciden hospedarse en hoteles ubicados en la región más céntrica, es recomendable organizar con tiempo los paseos hacia el Mirador sobre la reserva.  Será necesario subir a  la cima de sus dunas para, desde allí, disfrutar la vista de la extensión de desierto, algo realmente impresionante.

Definitivamente, de un lado el Océano Pacífico y del otro, el desierto. La naturaleza brindando sus encantos para todos!

Qué visitar y dónde alojarse en Paracas

Una región obligatoria para visitar en Perú durante las próximas vacaciones es Paracas y su Reserva Nacional. Es simplemente un paraíso, con playas limpias y un mar de aguas transparentes. Con una amplia variedad de fauna marina,  el lugar es uno de los más visitados en Perú.

Andar por la península de Paracas es una experiencia única para practicar trekking en un ambiente de desierto ventoso.

Para alojarse, hay diversos hoteles en Paracas muy bien distribuidos, facilitando la vida de los viajeros, que llegan a la región con la intención de conocer un lugar espectacular.

Buenos hoteles se hacen obligatorios para descansar entre paseo y paseo, ya que hay muchas opciones de diversión y disfrute, como el Mirador de la Catedral, Lagunillas o la Playa Roja, donde no está permitido bañarse pero vale la pena conocer su arena roja exótica.

Paracas: nuevas sendas entre el desierto y el mar

Imaginamos los desiertos como un ambiente lleno de cactus, protegidos por “bolas rodantes del desierto” que vemos en las películas de vaqueros del viejo oeste. No obstante, en la Reserva Natural de Paracas, el desierto toma un nuevo significado al rodearse de playas, lo que no niega su unidad: las destaca.

Playa Roja es uno de los destinos más particulares, debido a su arena color rojiza rodeada de un desierto amarillo. Este color es el resultado de la actividad volcánica tras milenarias erupciones que golpearon el Pacífico. No obstante, no es capaz para los bañistas de28bido a la inconstate agua que puede aproximarse, con lo que queda estimar esta fantástico paisaje desde el mirador. Desde allí es posible conseguir una vista privilegiada de la erosión marina y del sustrato mineral que pinta de amarillento esa supérficie de más de cuatrocientos millones de años.

Esta simbiosis no es el único atrayente excepcional. La Mina es una de las playas más atractivas debido a su coloración obscura en ciertas estructuras, que se deben al periodo carbonífero.

Sus cavidades rocosas se semejan a las de una gruta. Múltiples pequeños hacen tal comparación cuando recorren por vez primera La Mina, con el espíritu de un aventurero al filo de su primer chapuzón. El sol en su esplendor, el mar transparente y la arena blanquecina como el mármol, hace que este sea un destino obligado para todos y cada uno de los turistas que llegan sedientos de relajo.

Tras el trabajo conjunto de distintas entidades, se han construido estacionamientos, miradores y servicios higiénicos. Si bien tratemos de localizarle un talón de aquiles, no podríamos por el hecho de que ni tan siquiera hay indicios de basura. Uno de los defectos que tienen las playas normalmente, es el cargamontón de desperdicios, el alcohol desparramado o bien oculto bajo la arena, el exceso de sombrillas, la muchedumbre y el sol que siempre y en toda circunstancia nos sostiene atentos.

No obstante, La Mina todavía no padece ni de los tumores más benignos. El sol acaricia, la gente no se obstruye y los puestos de comida o bien recuerdos no se carcomen. Esta playa es un caso del trabajo entre pobladores y las entidades, lo que se extiende en sus trescientos treinta y cinco mil hectáreas protegidas y en constante estudio para proseguir encontrando fósiles y nuevas especies marinas. Previamente se han hallado restos de un pingüino de uno con cincuenta metros que habitaba en el Perú hace unos treinta y seis millones de años, como restos de un ave de uno con ocho metros de alto, que más se semejaría a un pelicano gigante.

Los guardaparques aseguran que el noventa y seis por ciento de la Reserva Natural de Paracas está en estado de conservación. Uno de los pilares de su éxito se debe a las conversas que efectúan ocasionalmente en institutos y playas para el público por lo general, para conscientizar sobre la conservación de la Reserva. También, el trabajo conjunto entre las entidades y la gente juega un rol esencial.

Si, por servirnos de un ejemplo, un poblador desea vender recuerdos o bien comestibles en las playas, deben pasar por una formación de 3 meses. En el pacto, los mercaderes tienen la obligación de efectuar limpieza de playas y de saber lo básico de la zona a fin de que hagan de pequeños guías para los turistas, robusteciendo el mensaje y tránsito entre estos

Uno de los miradores que destaca por su paisaje es la Catedral, rodeada de una capacitación rocosa del mismo nombre, que se formó por la erosión del mar y el viento durante los siglos.

Este nuevo circuito incluye la apertura de deportes acuáticos, mas además de esto abre sus miradores donde siempre y en toda circunstancia se puede divisar una preciosa pluralidad de avifanuna propia de la época. Tal y como si fuera poco siempre y en toda circunstancia es bueno cerrar una visita de esta naturaleza comiendo de cara al mar. Un festín de vida silvestre y aventuras entre el mar y el desierto.

Conoce lo mejor de Paracas

Para aquellos que en sus viajes escogen destinos alejadísimos de la ciudad de Lima les traemos un lugar muy cerca que tiene prácticamente todo por no decir totalmente todo. Paracas, cuyo significado es  ”lluvia de arena” por sus apabullantes vientos que alcanzan hasta cincuenta quilómetros por hora, conserva una bahía que impone belleza por su biodiversidad y sus refulgentes y sosiegas playas de tonalidades turquesas.  En días de verano se reflejan como  espejismos en la mitad de un desierto.

Se tiñe de glamour sin precisar ser altiva. Y es que la naturaleza rodeada de dunas y acompañadas de formaciones rocosas producidas por el viento, la arena y el choque de la mar atraen miradas muy cerca de las aguas del Pacífico. Y de qué forma no, si te decides visitarla más que una vehemente naturaleza vas a poder percibir aves como los muy elegantes flamencos erguidos gozando del viento y el sol.

Por si acaso no lo sabías en Paracas hallas más de doscientos géneros de aves que puedes ver cada uno de los hoteles. Motivos a fin de que explores este destino que va alén de ser una simple bahía como se escucha en ciertas ocasiones. Se considera como la Reserva Nacional de Paracas desde mil novecientos setenta y cinco por sus diferentes riquezas naturales.

Si enrumbas cara las Islas Ballestas, a media hora de la costa de Paracas. Los lobos marinos, afables se aproximarán y te saludarán con sus saltos y silbidos. Y conforme lo recorras con un tours de viaje vas a poder hallarte con pingüinos de Humboldt y si tienes suerte ver a los delfines dando vueltas en el mar.

Y si busca una auténtica y única aventura, el parapente va a ser una gran idea para aprovechar los vientos, que van a ayudar a que la goces más de este sitio. Este servicio lo hallarás en la playa Supay.

Ya en las dunas vas a poder efectuar una travesía llena de vértigo con las tablas. Exactamente las mismas en las que recorrerás no olas de viento, sino más bien te deslizarás sobre las malignas olas de arena. El popular sandboarding te va a hacer sudar frío de la emoción y si te atreves a ir parado o bien sentado va a ser un vicio, por el hecho de que desearás regresar procurarlo. Conforme los especialistas es una actividad no capaz para cardiacos.  Solo para valientes, por el hecho de que es pura adrenalina.

Y todavía no lo conoces todo. Los recorridos en camionetas 4×4 por el desierto son completamente fascinantes y tentadores para quienes son amantes de la aventura, atravesar las dunas va a ser un auténtico reto.

Para ciertos las noches se hacen inacabables. Campan en la arena rodeados de luces con antorchas de hogueras y de un mar que reluce frente a la obscuridad. Y otros prefieren hospedarse en un cobijo con todas y cada una de las comodidades para relajarse tras un enriquecedor camino.

Entre tantos hoteles en Paracas, resalta, indudablemente, el  Hotel Aranwa Paracas, situado a proximidades de  la Bahía de Paracas. Para quien decide quedarse más de tres días es una interesante opción. Sus entornos más atractivos son una parte de la naturaleza de este destino. Y para quienes la noche les resulta más amena que el día. Los bares, salones, karaokes y discos  te van a invitar a entrar y gozar una seductora celebración nocturna.

Y como olvidar que cuando visitas Paracas es prácticamente imprescindible saborear los populares maricos y cualquier pluralidad de pescados. En estos te invitamos a los restoranes que están en este hotel. Te ofrecen una pluralidad de platillos donde los ingredientes primordiales coinciden con los gustos de los visitantes. Y es más las recetas son hechas con ingenio, donde los insumos son la fusión de uno y más sabores que no vas a poder resistirte a probarlos.

Poco a poco más las ofertas para visitar este destino considerado un paraíso se están aumentando. Y si todavía no lo has visitado. Ya es el instante de conocer un sitio que te ofrece bellos paisajes, deportes de aventura, gastronomía, avistamiento de aves y animales marinos y considerablemente más.