Nueva maravilla andina: laguna de Mamacocha

En honor a su belleza natural y debido a que es la laguna de manantial más grande del mundo, la laguna de Mamacocha, ubicada en Castilla, Arequipa, ha sido declarada maravilla natural por el Pleno de la Comunidad Andina, según informó el parlamentario andino que representa al Perú, Mario Zúñiga.

El también miembro del Sistema Andino de Integración de la Comunidad Andina, resaltó que el reconocimiento se debe a los servicios ambientales y ecosistémicos que existen en el lugar, a la diversidad biológica que alberga y el importante valor paisajístico y cultural que la caracteriza. Asimismo, destacó que esta decisión fomentará el turismo intracomunitario y extracomunitario, lo cual empoderará a las comunidades locales, garantizando un mayor cuidado del patrimonio, la realización de actividades sostenibles y la diversificación de sus fuentes de ingresos.

“La aprobación de este importante reconocimiento de la Comunidad Andina permitirá promocionar este singular y significativo atractivo y destino turístico y ponerlo en vitrina en el marco del primer geoparque mundial del Perú:  Cañón del Colca y Valle de los Volcanes de Andagua”, explicó.

El parlamentario andino señaló también que la diversidad de fauna que habita en el manantial merece ser conocida por peruanos y visitantes extranjeros. De igual manera, indicó que el área geográfica donde esta se encuentra es denominada zona intangible por los hallazgos de muestras de arte rupestre e importantes restos arqueológicos.

“Reconocer y exaltar la significativa importancia de la diversidad biológica existente en la laguna Mamacocha y la defensa de la continuidad de los beneficios de su ecosistema nos impulsa a la concreción de este reconocimiento”, finalizó Zúñiga.

Adentrándose en la inmensidad del Valle del Colca

Ubicado en el corazón del nororiente de la región de Arequipa a unos 3.600 metros sobre el nivel del mar y lindante con los volcanes Ampato y Sabancaya, se encuentra el Cañón del Colca, uno de los más profundos del mundo gracias a sus  4.160 metros.

Desde el Mirador de la Cruz del Cóndor, los visitantes podrán admirar el vuelo de esta ave autóctona tan depredada que se encuentra en peligro de extinción. La fauna variada  conformada por alpacas, vicuñas, vizcachas, zorros, pumas, águilas, gavilanes y lechuzas despertarán admiración de los valientes que se atrevan a recorrer cada uno de los rincones de la provincia de Caylloma .

En el Cañón del Colca el turista tendrá la posibilidad de practicar deportes extremos como el canotaje, andinismo, escalada de montaña, pesca, trekking, entre otros. Este cañón pertenece  al Valle del Colca cuyas bondades se basan en la presencia de aguas termales con temperaturas templadas y minerales como Calcio, Hierro y Zinc. Los géiseres también brillan por su existencia en Pinchollo, Cabanaconde y Tapay, focos volcánicos por donde emerge el agua hirviendo a través de las fisuras terrestres.
Otra singularidad radica en el desgaste y la erosión que fue sufriendo a lo largo de las eras geológicas lo que provocó fosos profundos, actuales tierras ganaderas aprovechadas por las tribus locales que se ven hipnotizados por el asedio de los vuelos nacionales con manadas de curiosos que desean conocer estas tierras.

De Tuti a Madrigal recorrer el extenso valle y sus poblados será una tarea desgastante aunque no menos placentera. Por este motivo, será recomendable hacer base e instalarse en los hoteles locales  para luego sortear las pendientes, acantilados, arroyos que desembocan en el Cañón del Colca, un gigante natural de 3250 metros de altura digno de admiración.
Actualmente, el valle del Colca llega un promedio de 400 a 500 turistas al día gracias a los vuelos de Lan Peru, según informes de la agencia Andina, y se calcula que al finalizar el año recibirá 300 mil visitantes cifra que potenciará los hoteles, cultura, gastronomía y el comercio local.